Hoy el lugar que habito se viste de negro. Un incendio que ha quemado alrededor de 300 hectáreas nos ha estado acechando durante toda la tarde-noche de ayer y parte del día de hoy. Este comenzaba en el término municipal de Oliva de Plasencia y cruzaba la montaña para situarse en el monte público Valcorchero, en el que se han perdido un total de, aproximadamente, 150 hectáreas. Para los que no piensen en hectáreas equivale aproximadamente a 20 campos de fútbol. Todo causado por una colilla.

Este lugar recibe el nombre de Valcorchero por la gran cantidad de alcornoques que lo pueblan, los cuales por suerte presentan una gran resistencia al fuego debido a la corteza que los recubre, habiéndolos protegido en gran parte.

A1-37531074.JPG
Fuente: Andy Solé (Periódico Hoy Extremadura)

Este monte ha estado siempre muy presente en la memoria de los y las placentinos/as. Remontandonos en la historia este ha sido un lugar en el que la vida fue desarrollándose, lugar del que dependía económicamente gran parte de la ciudad. Recientemente, en el año 2002, el ayuntamiento de Plasencia pretendía crear un campo de golf en esta dehesa, y en ese momento se activaron las alarmas y más de 40 asociaciones y decenas de personas se unieron creando la coordinadora “Valcorchero; protégelo“. El 12 de abril de 2005 se consiguió. Valcorchero fue declarado Paisaje Protegido mediante el Decreto 82/2005 tras varios años de lucha por proteger este paisaje.

Cabría destacar que este monte del que hablamos, Valcorchero, es el único lugar declarado como Paisaje Protegido de toda la Comunidad Autónoma de Extremadura. Es decir, uno de los lugares con más importancia de esta tierra. Un lugar en el que las tradiciones y la cultura se mantiene por el paso de los años.

¿Qué es un paisaje protegido? Consiste en un territorio en el que el hombre ha intervenido pero que, debido a esta intervención, y junto a la naturaleza, ha producido una zona de belleza escénica y que contiene elementos y valores ecológicos y/o culturales. Es decir, un lugar en el que el ser humano y la naturaleza han convivido creando una simbiosis entre ambas.

incendio-valcorchero3-(1-de-1)
Fuente: Alberto Gil Chamorro (www.desdeeltorreon.blogspot.com)

Entrará en breves el papel de las y los habitantes y la opinión se dividirá entre dos grupos; quienes pretenderán cortarle la cabeza a quien tiró la colilla en medio del pastizal echando todo a arder diciendo que fue una intención clara y quienes pretenderán justificar que le puede pasar a cualquiera.

En lugar de gastar energías en eso hay que pararse a darse cuenta de que lo que ahora tenemos un monte vestido de negro en el que habrá que empezar a trabajar con labores de recuperación, conservación y prevención. Ya que no nos podemos permitir perder uno de los lugares más importantes que rodean la ciudad. Esto no es algo que dependa de unas cuantas personas, es tarea de todas. Tal vez esto sea una lección para ir aprendiendo, porque por desgracia el ser humano parece ser que solo aprende a base de golpes.

Pa' volar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s