Berta Cáceres · 2019

 

 

 

El pueblo Lenca lleva luchando durante mucho tiempo. Un ejercicio de resistencia a lo largo de los siglos. Berta Cáceres fue una luchadora más de ese pueblo, una luchadora contra la triple dominación que llenaban de peso sus espaldas; el capitalismo, el patriarcado y el racismo.

No es un crimen defender los derechos de los pueblos indígenas, no es un crimen defender la lucha por el territorio, no es un crimen defender la emancipación de los pueblos. Esta lucha es mundial y debe ser escuchada, para establecer un equilibrio con todos los seres del planeta.

Como decía Berta Cáceres, “si nosotros no tenemos alegría en esto, entusiasmo y esperanza, estamos muertos en vida”.

El 3 de marzo de 2016 Berta Cáceres fue asesinada, pero no murió, sembraron su semilla de resistencia, porque Berta vive en el corazón del pueblo, porque Berta vive y la lucha sigue.

Según el pueblo Lenca, los ríos son sagrados y sus guardianas son las niñas. Berta fue la guardiana de los ríos que empoderó a las campesinas.

Volverás y serás ríos, volverás y serás millones.