Scala naturæ.

Scala Naturae o la creencia de las jerarquías, la supremacía del ser humano por encima del resto de especies. El orden es superior al desorden. Los objetos con vida pero inanimados eran los seres vivos menos importantes, para así, desestimar la importancia de las plantas.

La Scala Naturae tiene su origen en filósofos griegos como Platón y Aristóteles, emulando la escala social que se daba en la época, estando en lo más alto de la escala el hombre -posteriormente Dios cuando llegó el cristianismo- y en lo más bajo los objetos inanimados (minerales, elementos…) y los objetos inanimados vivos como por ejemplo las plantas.

Interrumpir este orden de las cosas propuesto significaba el ser condenado, el no creer en la supremacía del hombre por encima de todas las cosas -incluso sobre la mujer, la cual se consideraba un escalón por debajo del hombre-. Esto llevaba a la teoría de la evolución, en la cual el hombre se había ido desarrollando como ser superior a las demás vidas presentes sobre la superficie de la tierra.

It is not the strongest of the species that survives, nor the most intelligent; it is the one most adaptable to change.
Leon C. Megginson sobre Charles Darwin.

Siglos después, ese objeto inanimado vivo como podía ser el ramaje de un árbol pasó a ser el fiel reflejo del esquema de la evolución. Era el árbol el que llevaba a mostrar como todo había llegado hasta el punto que actualmente conocemos. La forma inmóvil del árbol era lo que nos llevaba a través del entramado de sus ramas a conocer el recorrido que la naturaleza había ido dando tras el paso del tiempo. Bien es cierto que según ha ido avanzando el conocimiento, más se ha tratado de atomizar todo, de dividir todo lo existente sin observar las relaciones entre diferentes seres y espacios como narraba John Fowles en El árbol. A pesar de los avances de la ciencia, nuestra pensamiento antropocéntrico nos ha llevado a seguir pensándonos seres superiores, sin importar el medio en el que habitamos, sin observar las relaciones entre nosotros y el resto del planeta.

A través de estas fotografías hemos pretendido acercarnos para tomar conciencia de la naturaleza, del reino de las plantas, el reino esencial que marca y delimita las supervivencia del ser humano. Detalles, entramados, espacios que son ocupados por estos seres vivos inmóviles a la percepción de nuestros ojos en este corto periodo que habitamos este lugar.