Regadíos.

Bañado por las aguas del río Tietar, en sus orillas, a los pies de la Sierra de Gredos se encuentra una zona, entre tantas otras, de regadíos existentes en Extremadura. Estas zonas, con su simetría y su ordenación marcada por la mano del hombre, posee una fuerza visual bruta.